ACTUALIDAD | Noticias | 05 ENE 2017

Cómo disfrutar de los regalos tecnológicos de forma segura

Tags: Seguridad
Es época de regalos y muchos de nuestros hogares incorporarán nuevos dispositivos tecnológicos a la conectividad que ofrece su red inalámbrica. A los habituales smartphone, tablet e incluso smartTV se le unirán posibles juguetes electrónicos. Veámos una serie de recomendaciones para disfrutar con seguridad y proteger a los más pequeños.
AVM router familia en casa
José Mendiola

Lo cierto es que cada vez son más los equipos que requieren de una conexión a la red, y gracias al ‘Internet de las cosas’ a esta lista deberemos añadir ahora también bombillas, termostatos y un largo listado de equipos conectados al router. Si bien es cierto que los dispositivos conectados aportan un gran valor añadido al usuario, la realidad es que pueden plantear una serie de inconvenientes si no se hace una instalación adecuada y, sobre todo, no se emplea un router acorde a las necesidades de la instalación.

El nuevo ‘hogar conectado’ se enfrenta básicamente a dos grandes amenazas: la seguridad y la saturación de la conexión. Al ser más los dispositivos conectados, se hace más prioritario si cabe, extremar las medidas de seguridad, ya que el impacto y las consecuencias del ataque de un hacker pueden ser más devastadores. El otro gran problema colateral al que se enfrenta un hogar con muchos dispositivos conectados es la saturación de las bandas, ya que, al ser varios los equipos conectados de forma simultánea, pueden provocar una caída súbita en la velocidad de la conexión por una pura limitación del caudal.

Por todo lo expuesto, se hace cada vez más necesaria la inversión en un router de calidad que proporcione una conexión de calidad y con un nivel de seguridad lo más elevado posible. Desgraciadamente, el router suele ser el gran olvidado en los domicilios: por lo general, se emplea el que el operador nos envía de forma gratuita y que habitualmente suele ser un equipo básico y con escasas posibilidades de configuración. Estos enrutadores, además, suelen llegar con contraseñas de fábrica que los hacen más vulnerables al ataque de los hackers.

La importancia de adquirir un router de calidad y qué debería ofrecer

Así las cosas y aunque nos pueda parecer un lujo invertir en algo que a priori ya nos proporciona el operador, lo cierto es que la adquisición de un router de calidad tiene un impacto inmediato, tanto en el rendimiento de la conexión, como en la seguridad de la misma. ¿Qué características tiene que tener el router si queremos un hogar conectado? Habría que buscar un equipo que ofrezca banda dual (que funcione en las frecuencias de 2,5 GHz y 5 GHz), a ser posible que cuente con antenas orientables que nos permitan dirigir la señal. Este equipo debería contar con un sistema inteligente que redirigiera el tráfico a una banda u otra en función de las características de los equipos conectados y su consumo de ancho de banda, dando una mayor prioridad a aquellos equipos que necesiten una velocidad superior y menor retardo.

Es muy recomendable además, que el router cuente con conexiones Ethernet, de manera que podamos emplearlas para servicios que exijan un ancho de banda superior y más estable, como la cada vez más habitual televisión en streaming o las consolas. Evidentemente, estos dispositivos han de estar ubicados cerca del router.

En una instalación ideal se tiene que conectar el mayor número de equipos posible por cable y dejar el espectro inalámbrico para aquellos que son móviles por su naturaleza, o bien que por su ubicación sea imposible conectarlos vía cable: tabletas, teléfonos, bombillas y demás dispositivos al servicio de la domótica… Estos últimos se conectarían a través de la red inalámbrica proporcionada por el router. De esta manera, se lograría una conexión de calidad superior para aquellos equipos que más la necesiten, liberando el espacio para aquellos otros que deban conectarse vía WiFi. 

En el apartado de conexiones, el router debería contar con varios puertos USB (a ser posible con alguno de ellos en el estándar de alta velocidad 3.0), con el objeto de conectar los mismos discos duros para copias de seguridad o incluso impresoras si queremos imprimir a distancia.

Dónde debe colocarse el router

Se trata de una de las cuestiones más ignoradas por la mayoría de los usuarios: ¿dónde colocar el router en el hogar? Se trata de un dispositivo que muchos aprecian como “un mal necesario”, y pese a que en la actualidad los fabricantes se han esmerado en el apartado estético de los mismos, sigue considerándose un aparato feo y a ocultar. Es muy fácil que veamos routers ”sepultados” bajo una maraña de cables o bien en la trasera del mueble de la televisión, lo más escondido posible. ¿Debe seguirse algún criterio a la hora de colocar el enrutador? Lo cierto es que sí. Y para ello hay que comprender la naturaleza de la propia señal inalámbrica: hay que procurar librar al máximo de obstáculos en su camino hasta el dispositivo y hay que entender que cuanto más lejos esté el equipo a conectar, más débil será la señal.

Los expertos recomiendan ubicar el router en la zona más céntrica del hogar, aunque esto, en la mayoría de los casos, viene muy limitado por la ubicación de la toma de la línea del teléfono y el usuario tiene escaso margen de maniobra. Como hemos apuntado con anterioridad, hay que procurar que la señal se tope con el menor número de obstáculos posible, como paredes y en especial los baños, estancias en las que la presencia de espejos, metales y agua (todos ellos, reflectores de la señal), hacen que ésta se debilite enormemente a su paso. Otro tanto podemos decir de las cocinas, enemigos acérrimos de las redes inalámbricas y no sólo por la abundante presencia de metales, sino por los microondas, que comparten la banda de 2,4 GHz que emplean los routers y hacen que la posibilidad de interferencias sea elevada.

Los expertos recomiendan, asimismo, colocarlo en una posición lo más elevada posible y que sea visible al ojo humano (de esta manera nos aseguramos de que no lo hemos rodeado de obstáculos y objetos que dificulten la señal). Colocar el router cerca de la ventana puede ser también una muy mala idea, puesto que desperdiciaremos la señal enviándola fuera del domicilio, y lo que es peor, facilitando la labor de los hackers al contar estos con un radio de acción mayor. Otro gran enemigo del router son las peceras, que hacen de pantalla infranqueable para la señal inalámbrica.

Por último, si pese a todas estas medidas la señal inalámbrica es pobre (suele ser habitual en domicilios muy grandes o dúplex), habrá que considerar la opción de adquirir algún repetidor, unos dispositivos que aumentan el alcance de la señal y su caudal.

Cómo debe configurarse el router para garantizar la seguridad de la conexión

Por desgracia, no existen redes absolutamente infranqueables, pero sí podemos conseguir poner las cosas francamente difíciles para quienes intenten acceder a nuestra instalación inalámbrica. Hay una serie de tareas básicas que podemos llevar a cabo para blindar el router al máximo. La  primera de ellas pasa por cambiar la contraseña que viene por defecto en el equipo (el clásico “1234” o “admin/admin”). También se recomienda cambiar la conocida como SSID (Service Set Identifier), o identidad que muestra el dispositivo en la red y que, por lo general, viene establecida por el operador por defecto. En este sentido, deberemos tratar de evitar denominaciones que nos relacionen de alguna manera con la misma, como nuestro apellido, piso o cualquier otro dato personal. 

El otro elemento fundamental que deberemos tener en cuenta es el cifrado: evidentemente, es absolutamente suicida dejar la red abierta y casi nadie lo hace, pero a la hora de escoger el cifrado, tendremos que asegurarnos el estándar más seguro. A este respecto, la mayoría de los routers vienen ya con el protocolo WPA2, el más seguro que existe en la actualidad. El otro factor que hay que tener en cuenta es la elección de una contraseña segura que haga difícil el ataque de manos ajenas: se recomienda que sea larga y que combine mayúsculas, minúsculas y caracteres, tanto numéricos como alfanuméricos, y por descontado, que no la utilicemos en otros servicios. De hecho, emplear la misma contraseña para diferentes servicios y dispositivos es un hábito muy poco seguro ya que si un hacker accede a uno de ellos, tendrá la puerta franqueada al resto. Por último, es recomendable establecer unas rutinas de cambio de la contraseña (hacerlo cada mes o cada dos meses).

Algo que también está al alcance de todos los usuarios y no siempre se tiene en cuenta es asegurarse de que el equipo está actualizado con  la última versión del firmware disponible en el mercado ¿Por qué? El equipo de desarrolladores trabaja de forma infatigable no sólo para optimizar el funcionamiento del router, sino para ir cerrando las puertas a futuras nuevas amenazas que van surgiendo de forma constante. Hay que comprender que los routers son dispositivos “vivos” que deben estar preparados para protegerse de un entorno cambiante, y la mejor manera de hacerlo es llevar siempre la última versión de la plataforma.

Los que quieran asegurarse un blindado absoluto de la conexión, o al menos reducir el riesgo del ataque a mínimos, también podrán programar el apagado automático del router en aquellas horas en las que estemos seguros de que nadie hará un uso del mismo. Así, los modelos más avanzados permiten programar un apagado automático durante la noche, para luego encenderse de forma autónoma también a la hora que especifiquemos. Si no hay red inalámbrica es imposible atacarla, y por otro lado, reduciremos también el consumo eléctrico del dispositivo.

Los routers modernos permiten, además, crear redes inalámbricas específicas para los invitados o amigos que vengan a casa. Estas redes están separadas de la principal y se puede configurar su utilización para que el usuario únicamente pueda navegar por la red o enviar y recibir correos electrónicos. La principal ventaja del uso de estas redes es que no obliga al usuario a revelar la contraseña de la red principal, y por otro lado, se pueden desactivar o activar desde el panel de control de una manera muy sencilla.    

Protección para los menores

Se recomienda revisar frecuentemente el listado de equipos conectados al dispositivo. Es la única forma de saber si algún hacker ha accedido a nuestro sistema, y de hecho, en los routers de última generación, podremos bloquear su acceso con el clic de un ratón. Sin embargo, por muy bien que protejamos nuestra red, en ocasiones somos nosotros quienes franqueamos el acceso de manera inconsciente a posibles amenazas, como es el caso de los menores. 

Los hogares que cuenten con menores de edad en casa tienen la opción, en los routers más avanzados, de supervisar su acceso a la red y de alguna manera, adelantarse ante posibles amenazas. Es posible configurar el horario al que cada menor accede a la red para evitar que se conecte en exceso y también que lo haga de noche. Adicionalmente podemos filtrar el contenido de las páginas web que visita cada dispositivo para evitar el acceso a material que sea violento o que amenace la seguridad de los más pequeños del hogar.   

En resumen, hay que entender que las necesidades del hogar han cambiado en lo que respecta a los dispositivos conectados: no hace demasiado tiempo, la conexión era únicamente por cable y estaba limitada a un solo equipo. Sin embargo, hoy en día las conexiones son, es en su gran mayoría, inalámbricas y cada vez cuentan con más dispositivos conectados. En este sentido y para garantizar que el rendimiento de los mismos y la seguridad de la red sean máximos, conviene invertir en la compra de un router de calidad que proporcione una buena señal para todos los habitantes del hogar.

Por último, además de blindar el acceso a la red inalámbrica, es fundamental considerar que cada uno de los equipos conectados puede ser en sí una puerta de acceso para los hackers y por ello hay que adoptar todas las medidas de precaución que tengamos a nuestro alcance. La principal de ellas es, sin duda, asegurarse de que el firmware de estos equipos se encuentra siempre actualizado a la última versión. Por lo general, estos dispositivos cuentan con sistemas de actualización automática, pero nunca estará de más que lo supervisemos con frecuen

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información